Soy Anna, con dos enes...Me gusta así.

Me defino profundamente mediterránea; en la comida, la música y el sol.

Me divierto bailando, jugando con las palabras y aprendiendo.

 

Soy bastante distinta de cómo creia que era;

...esa trampa que hacemos todos de inventarnos cómo queremos ser.

Poderme mirar, desnuda, en el espejo y verme reflejada no ha sido fácil.

...Me siento más viva y he ganado en calma.

Ahora empiezo a encontrarme  bien sin estar huyendo de mí todo el rato.

 

Necesito tiempo; es cierto,

A pesar de estar siempre corriendo, soy lenta en los cambios.

Quizás porque no voy sola

O porque quiero tener consciencia de mis pasos,

rodeada de mi gente Y de la exigencia Aaay

 

Ver la impulsividad, los miedos y mi falsedad

 me han ayudado a cruzar el umbral.

 Y a encontrar, del otro lado, mi fuerza, presencia e intuición.

 La puerta de entrada y salida es la misma lo caminos se encuentran.

 

 Me gusta la soledad tanto como el contacto.

 La Gestalt y las terapias humanistas me han enseñado

 la manera de tener un pie en cada lado;

 a seguir conmigo mientras estoy acompañada y acompañando.

 

 Esta es mi pasión el acompañamiento.

 De personas y procesos vitales.

 Hacia adentro y hacia el cambio.

 

 Ha tomado cuerpo a través de terapia, supervisión y formación.

 

 Terapeuta Gestalt (ETGB) y Familiar (centro Kine),

 Programa SAT (Fundación Claudio Naranjo), Grupos d’Atención,

 Técnicas expresivas, teatrales y corporales para el acompañamiento terapéutico.

 Trabajadora social (ICESB). Habilitada como educadora social y mediadora familiar.

 Postgrados: Psicoanálisis e intervención en grupos (Ramon Llull) – Participación y desarrollo sostenible (UAB)